Skip to content

¡Víboras al cubo!

De siempre me había opuesto a la piratería en las consolas. Me daba igual copiar películas, canciones o juegos de PC, pero tener el Mario en un Princo me daba repelús. Era como profanar algo sagrado.

Cuando hace un año se lograba por fin cargar juegos piratas en la Gamecube, hice un post casi apocalíptico. Me parecía poco menos que una violación. Afirmaba que jamás haría algo así. Hoy me trago mis palabras con mayonesa.

Podría escudarme en que hace meses que no toco la consola (cierto), que es la única forma de rentabilizar el trasto (cierto) y que al fin y al cabo no iba a comprar estos juegos (también cierto). Pero eso son excusas. El tema es que hoy me ha llegado de Divineo el Viper Extreme, lo último de lo último para desvirgar Gamecubes.

A la derecha está la tímida cajita de cartón donde viene el chip, junto con un par de cables, el adaptador USB y un cable ídem para conectarlo al PC. A la izquierda está la carcasa que pedí también. Al fondo, mi colcha, siguiendo la más pura tradición vandálica.

Lo de la carcasa tiene su razón en que la Gamecube usa GODs [Gamecube Optical Disks], de 8cm de diámetro, similares a los mini-DVDs. Si quieres usar DVDs normales (de 12cm de diámetro), pues no caben. Entonces o haces de bricomaníaco o eres vago como yo y te compras otra carcasa.

Esta que compré luce muy cutre, pero por 15 euros es lo que había. Las buenas, como la preciosidad de IcedCube Case, se van a los 35. La mía es una XCM Viper Case con LEDs color Crystal Black. Las hay normales (o sea, como la que te viene cuando te compras la GC) por dos euros menos. Yo me dije que por dos euros, cogía esta que no tapa el típico LED de encendido, que en la barata queda oculto (ya no que no es translúcida). Pero, ¡oh sorpresa!:

Resulta que lo de los LEDs no se refiere a eso, sino a que si le pulsas el dibujito te convierte la consola en la Nengtendo Gamecube, con lucecitas giratorias. Lo malo es que me impide personalizarme la jewel (que es como se llama ese circulito de cristal del medio, que la gente tunea recortando cajas de CDs).

En fin, cuando lo instale en un par de días (en cuanto me den el soldador) ya diré qué tal me va.