Skip to content

FanCine II

Caray, es increíble cómo se acumulan las películas cuando uno se descuida. En esta entrega toca analizar unas 9, aparte de las 4 de Batman que tendrán el honor de llevarse una entrada/comparativa para ellas solitas. Suerte que pocas son de cine porque con lo caras que están las entradas ya estaría en la bancarrota. De hecho, en verano sólo tengo pensado volver para Kill Bill 2 (dios), que hay que ahorrar para ciertos caprichos. El resto, vía eMule/Azureus.

Los largometrajes que sufrirán el implacable fallo del jurado (léase yo) son: El día de mañana, Dos policías rebeldes II, El club de la lucha, Harry Potter 3: El prisionero de Azkabán, Soy espía, Esta no es otra estúpida película americana, Wild Wild West, Spy game y Starship Troopers.

El día de mañana. A esta película se le ha dicho de todo. No es mala, simplemente la gente no debía saber muy bien a lo que iba. La pretensión de una película es vital para su juicio. Y ésta da exactamente lo que se propone: catástrofes y la oportunidad de surgir para el típico héroe americano que subyace oculto en todo ciudadano de los Estados Unidos de América (¡tatatachán! *sale una bandera y un oficial saluda militarmente*). Pasas el rato. De bajar.

Dos policías rebeldes II. Otra que da lo que pretende: pasar el rato, reírte con algún gag, y poco más. Realmente es tan vacía que no sé muy bien qué más decir. Puedes no verla y dormir tranquilo, desde luego.

El club de la lucha. La había visto ya hará un año, cuando fuimos a Valencia (:D), pero no la había criticado, obviamente. Pues ya era hora de decir que es fabulosa, que está en el Top 5 de películas de todos los tiempos y que muy poca gente se atrevería a contradecir este hecho. Con su punto de diversión, intrigante, con gancho y una crítica social ácida como no podía serlo más. Y un final sorprendente. No sé qué más pedir, en serio. Esta por ser es de comprar en DVD, aunque yo no vaya a hacerlo.

Harry Potter 3: El prisionero de Azkabán. Me da hasta vergüenza decir que fui a ver esto, pero como total la culpa es de Kora que fue idea suya, pues no importa. Matadla a ella. La cuestión es que los niños siguen siendo repelentes, a la Srta. Watson aún le faltan un par de años aunque ya apunta maneras y Harry me sigue cayendo más gordo que el libro de Petete. Media película consiste en alabanzas a lo gran super hiper mega chachi guay mago que es Harry (a veces con indirectas, como decir este conjuro sólo lo puede hacer un gran mago y luego va Harry y lo hace como quien come pipas). Horrenda como la primera, a menos que acabes de cumplir una década de vida.

Soy espía. Bastante tonta, muy obvia en argumento, muy clásica en planteamiento y sin muchos alicientes. No pierdas el tiempo viéndola, seguro que tienes cosas mejores que hacer. No da asco pero te quedas en plan pues vale….

Esta no es otra estúpida película americana. Genial, es la Scary Movie de las películas y series de instituto estadounidense. No deja tópico con cabeza. Es la típica que meses después aún comentas los gags y te ríes. No recomiendo perdérsela a nadie.

Wild wild West. Odiada por todos… excepto por Viri y por mí. Me parece muy divertida y entretenida, que al fin y al cabo es lo que quiere. Artilugios mecánicos literalmente desfasados (sólo que hacia adelante en vez de hacia atrás) y un villano que me encanta. ¡Es fantástico! Resulta maquiavélico por sus planes de destrucción, su estilo atrayente y su combinación de hombre-máquina. Aparte, a V. y a mí nos encanta su voz, del genial doblador Salvador Aldeguer que a algunos les sonará por hacer de conciencia mala en el Black & White. Su tono de voz y su sarcasmo constante es totalmente soberbio. Atención a las puyas entre Jim West (Will Smith) y él (Arlis Loveless, interpretado por Kenneth Branagh).

Spy game. Bastante buena, aunque debe de ser la peli de espías con menos acción que he visto. Estupendas actuaciones de Redford y Pitt y mención especial a los travellings en círculo con zoom de la cámara, en especial el de la conversación en la azotea de Berlín. Molan.

Starship Troopers: Las brigadas del espacio. Esta peli es la leche. Pseudogore sin tapujos, como en Kill Bill, que da risa, y una mordaz crítica al autoritarismo y el militarismo. Tan sutil es que muchas creen que su intención es la contraria, pero he ahí el truco: el exceso lleva al ridículo.