Skip to content

Cromos de Magic

Descubro fascinado en este artículo que la primera noticia sobre Magic en España se refería a las cartas como «cromos»:

Wizards of the Coast nos ayuda a acabar este repaso al panorama de juegos-no-de-rol con su juego de cromos (¿cómo llamarlo si no?) Magic: The Gathering, del que sacan una Pocket Player´s Guide con sabios consejos y reglas, y cajas de cromos aleatorios: Arabian Night Booster Box (60 sobres con 8 cromos cada uno) y las Unlimited Series, por si completaste la primera colección. Magic ha sido el juego más vendido en Estados Unidos en los últimos tres meses. La filosofía del juego es darle con los cromos en las narices a tus amigos. La cosa requiere estrategia (y dinero para tener más y mejores cromos…)

Dosdediez (Nº 2, enero de 1994)

Enseguida ya la cosa pasa a hablar de cartas, cosa por otro lado normal porque hablamos de un juego con mazos donde se baraja, roba y reparte, no solo se colecciona.

Yo sin embargo creo que también ayudó a que todo viniese de traducir “card”, porque cartones con dibujitos pa los chavales vendidos en sobres en los kioscos, si eso no son cromos o postalillas, que baje Urza y lo vea. Aunque ojo, porque lo de querer huir de la imagen de juego *solo* para niños, también seguro que fue un factor para evitar esas palabras. Y hablar de «cromos Pokémon» sería ambiguo respecto a los que se pegan en el álbum y los que se usan para combatir.

Pero vaya, que si Magic hubiese surgido en España tal vez hubiésemos visto desarrollarse un contraste entre «cromo» y «postalilla», siendo el primero [+pegable] y el segundo [-pegable]. (hipotetizo así porque existen «álbum de cromos» pero nunca oí «álbum de postalillas»). Así que quizá ahí fuera hay un mundo paralelo donde «carta» no adquiere el matiz [+coleccionable], sino que es «postalilla» quien adquiere el matiz [+jugable].

tl;dr


Publicado originalmente en Twitter.