Skip to content

Twilight Princess

Lo he terminado. Llega la difí­cil hora del juicio.

Seamos directos. Lo cierto es que ha sido decepcionante. Pero cuidado, estamos hablando de un Zelda, y un Zelda decepcionante ya lo quisieran para sí­ el 95% del resto de videojuegos. Es decir, es un juegazo.

El problema es el de siempre, no está a la altura, y es que el listón dejado por el Ocarina of Time en el 99 se pierde en lo alto entre las nubes.

El gravísimo fallo que le veo es el argumento, pieza troncal de toda gran aventura. Creo que tiene pocos vuelcos en el guión. De esos que haces que te quedes volado, gritando “joder-joder-joder-QUÉ???”. Ya sabéis cuales digo. Los cuatro momentos que hay se ven a la legua.

En retrospectiva, el Twilight Princess intenta compensar esta falta de giros argumentales con la épica más clásica, recurriendo a la pura imagen para hacer memorables ciertos momentos. Pero personalmente no piqué, y hasta me sentí­ un poco engañado. Las escenas que te marcan no lo hacen por su belleza pictórica, sino por los sucesos que acontecen en ella y que rememoras al mirar la imagen. Es la imagen la que apoya al momento y lo ensalza, y no al revés. Es como si te prometen de postre algo dulce y te dan un terrón de azúcar. No es lo mismo. Especialmente flagrante me pareció el sosérrimo y previsible final (seguido de unos créditos que palidecen incluso ante los del Lylat Wars, simples y eternos) y una pantalla de fin de chiste. En general, la recta final de este juego es de una vergüenza atronadora, salvando alguna mazmorra que debí­an tener pensada de antes, parece hecho deprisa y corriendo, apenas supone un reto y se juega como quien masca chicle, con indiferencia y rutina. Las chispas de lucidez que aparecen y te hacen pensar “wow!” son despachadas enseguida, sin sacarles el más mí­nimo partido.

Volvemos a lo de antes. La losa del Ocarina. Nintendo creo que se debe arrepentir de ese juego. Ser tu propio juez, por toda la eternidad, debe ser un coñazo. En el Twilight se ha querido aprovechar vilmente de este hecho. “¿Queréis Ocarina? Pues toma dos tazas.” Y es que para añadir un acabado artificial que seduzca rápido a los fanboys, lo han plagado de homenajes al OoT. La cosa llegó a hacerme levantar del sofá, lleno de indignación, ante algún detalle bochornoso metido con calzador.

Resumiendo, que el juego está repleto de “mira-esto-es-del-ocarina” y “oh-que-bella-estampa”, pero si analizas el argumento es más lineal que el trazado de una autopista. Y resulta peor al tener unas cinemáticas seductoras como el mapa de una región sin explorar. Sugieren mil caminos, mil ví­as, mil devenires del guión. A cada nuevo ví­deo, yo me devanaba los sesos intentando descifrarlo, intentando seguir la historia que creía me estaban contando y adivinar qué iba a pasar a continuación. ¿Qué habrán querido decir con esto o aquello? Pues, siento decepcionarte, pero no han querido decir nada. Sorpresas te vas a llevar pocas. Cuando acabes el juego te preguntarás por qué demonios los ví­deos sugerí­an tal o cual cosa si al final han pasado completamente y han tirado por la vía fácil y previsible.

En cierto modo, esos vídeos son como cuando analizan un cuadro de un pintor famoso y encuentran bajo la pintura trazos de una mesa o un silla o un bodegón que empezó a pintar y cambió de idea, y pintó por encima. Sucede algo, y tú piensas “oh, ahora ocurre esto otro, fijo”. No. Sucedió eso y punto. No le han echado huevos a seguir por esa ruta tan divertida y emocionante. Así­ que enfoquemos una terrible sospecha que se cerní­a sobre mí­ todo el rato.

Y es que les ha faltado tiempo. Se les ha echado el lanzamiento de la Wii encima y han tenido que sacar a la venta el juego corriendo, con todo a medio hacer. La jugabilidad y el argumento se han ido pisando uno a otro. Hay muchos objetos, pero casi no se usan; y hay muchas posibilidades argumentales, pero no se desarrollan. Querí­an inclui­r tanto que no han podido. Es lo que más pena me da. Es imposible jugar y no darse cuenta de lo que hubiera podido dar de sí­ este juego con más mazmorras, más situaciones nuevas, especialmente comparando la primera mitad del juego con la segunda. La preciosista banda sonora y la inmejorable calidad gráfica (de un juego de Cube, remarco), se merecí­an aplazar este Zelda indefinidamente hasta convertirlo en la obra maestra que apuntaba. Pero eso significarí­a perderlo en el lanzamiento, lo cual es impensable siendo la punta de lanza del catálogo. Al final, el Twilight, bajo las capas de maquillaje, es un saco de promesas – un mero batiburrillo de buenas intenciones.

Comparándolo ya con otros episodios, donde el Wind Waker fue la visión de fábula y para niños de la saga, el Twilight Princess es la versión de épica adulta. Simplemente con la paleta de colores adecuada y extrañas cacofoní­as, consigue crear en el Mundo del Crepúsculo un ambiente alienante e incómodo al jugador. Salvando las distancias, me recuerda al desasosiego que provocaba jugar al Eternal Darkness. El mundo en su conjunto parece más real, los personajes más humanos y menos caricaturescos (hablo más de comportamiento que de imagen, aunque ambas cosas han sido libradas de la obligada carga cómica que Nintendo solí­a imponer a sus juegos).

En fin, que no lo voy a puntuar, porque tiene aspectos geniales y otros algo mejorables. Sí­ lo pondría por encima del Wind Waker, que es un poco el yin de su yang (guión sublime, jugabilidad inaceptable), y por debajo del Ocarina (que con el tiempo se va confirmando como utopí­a). El Majora queda fuera de concurso (el guión prometía, el juego estaba bien, pero no me acabó de enganchar y nunca soporté ese concepto de jugar con el tiempo en contra).

A ser posible, no pongáis spoilers en los comentarios, para los que aín no lo hayan acabado. ¡Gracias!

PD. Me uno a las enfervorecidas masas que exigen un peluche de Midna. Es tan mona…

PPD. Para una visión más positiva del juego, Jester me rebate (sin destripes) en los comentarios y me pide que añada su texto para dar el contrapunto:

Bien, comencemos la réplica:

Ha sido un Zelda precioso, difí­cil e interesante. Se merece la puntuación que se le dio en todas las revistas, que era más que el ocarina en bastantes. Famitsu, por ejemplo, creo recordar.

A diferencia de Diz no veo tan malo el argumento, es verdad que el del Ocarina es mejor, pero deberÃíais saber que el Ocarina esta considerado como el comienzo de toda la saga, uní­a dos historias en una (como quien dice), todo es precioso y bello y luego todo tétrico… (no comentaré más sobre el argumento de OOT porque ya lo conoceis)

El argumento de este juego es desde siempre oscuro, salvo por un Link que siempre sonrie en plan Playmovil. La historia rompe con todos los esquemas, nada parece encajar… ¿Por qué todo es así­? Poco a poco lo vas descubriendo y lo tienes que resolver. (Lo de siempre ¿no?)

No coincido para nada en la opinión de Diz, todo es visualmente perfecto y las cosas que ocurren te marcan (Y no me jodas, me contabas lo que te molaban las escenas ¬¬). Los créditos del final estan acompañados de una buena música y de la continuación de la historia a través de pequeños videos. Al final acaba con una imagen que a mi me encanta, no es triste en absoluto…

En cuanto a las mazmorras… estan bastante curradas (salvo una o dos), te crean dolores de cabeza y te atascas bastantes veces. Solo te lo pasas deprisa y corriendo con la ayuda de una guí­a para cuando te atascas…

A diferencia de la opinión de Diz, este juego no es un homenaje al ocarina. Todos los juegos de zelda tienen similitudes entre sí­, música, lugares, hechos… Entonces lógicamente este juego tiene muchas cosas en común con el ocarina que a su vez tiene muchas cosas en común con todos los zeldas anteriores. Así­ que de homenaje… las canciones que aullas y poco más…

De lineal nada y lo de los videos… salvo uno no dicen nada raro, lo que pasa es que Diz vio cosas que no hay… Porque lo que viste de Midna… yo me estaba marando por dentro xDDDDDD. Y lo de que te imaginabas todo lo que iba a ocurrir… pues no se tio tu te lo esperas todo… xD

No les faltó tiempo, pues estuvieron la ostia de años con él. Si comprendo que estando tantos años con el mismo juego se esperase muchí­simo más… eso lo comprendo, pero no decepciona en absoluto… lo del lanzamiento de Wii no les metió prisa… porque el juego estaba ya acabado desde hacia tiempo, seguro. Pero… ¿Para que sacar un juego para una consola que (por desgracia 🙁 ) esta muerta? Por eso lo aplazaron, le dieron la vuelta y le pusieron el control del mando y ale. En cuanto a lo que dices de que podí­a dar más de si, tienes razón, pero eso siempre… Los objetos… quizás hay demasiados y al final te olvidas de para que usabas algunos. (Recordando tus problemas en la última mazmorra con el boomerang 😉 )

Prometian tanto que la gente se hizo muchisimas ilusiones y al final claro, no es lo que ellos esperaban. No por ello deja de ser un desastre, yo personalmente lo pongo por encima de ocarina. El ocarina me encantó, un argumento inmejorable (el mejor de los zeldas) y una jugabilidad muy cojonuda, podiamos jugar por fin en 3D y un hyrule muy bello y trabajado. Me emocionó muchí­simo y me atasqué en el templo del agua y ahi estuve muuuuuucho tiempo xD. Era en el 99… tenia 13 años… y el Twilight lo acabé con 20 años.. y me emocionó mucho y me atasqué muuuuuchas veces, Hyrule es ENORME y esta muy muy trabajado, la jugabilidad (estoy hablando de Wii) esta muy bien (aunque se nota que no es un juego exclusivo para Wii), luchar tu mismo… es una cosa nunca vista y que de verdad le da muchisimos puntos, sobretodo en ciertos momentos del juego en los que acabas de pie delante de la tele, haciendo movimientos con los mandos de un lado a otro todo histérico…

Lo que quiero decir con todo esto es que de pequeño era más fácil de emocinar que ahora y este me emocionó mucho mucho, por eso lo pongo por encima del ocarina. Nunca por argumento, que en eso el OOT es Dios. Pero este con un argumento más pobre ha podido emocionarme y divertirme más, quizás por la frikada del control de la Wii, todo puede ser.

En cuanto a lo que dices de Wind Waker… ese Zelda… solo me gustó el argumento… si alguien dice que ese juego es mejor que este… No tiene puta idea… (En mi opinión claro).

Creo que nada más que añadir… la verdad es que como habéis podido leer… el juego me gustó muchí­simo y admito sus muchas faltas, pero también posee muchos pros y comparando los años en los que lo jugué con los años con los que jugué al oot… pues me temo que al TP le doy más mérito. (Perdón por repetirme)

Perdón por no hacer una buena réplica… (Diz, recuerda que con este juego te ví­ realmente emocionado y flipado, por tu comentario no lo parece xD)
Un saludo !!!