Skip to content

Thumbs up!

Quizá alguno de los escasos y ¿afortunados? lectores de este blog sepa que una de las características más únicas del ser humano son nuestros pulgares oponibles (aunque parece ser que algunos monos o chimpancés comienzan a desarrollarlos). Tal en principio nimio detalle fue decisivo en la creación y manejo de las primeras herramientas, y aumentó de manera considerable la capacidad y posiblidades de nuestra mano.

Bien, pues, en esta carrera evolutiva, el ser humano se ha calzado de nuevo las Nike. Según un estudio de la Dra. Plant, de la universidad de Warwick, los jóvenes y adolescentes utilizan mayormente el dedo pulgar en vez del índice y, en este sentido, éste se ha vuelto más hábil y musculoso.

¿Impresionado/a? No deberías. Piensa con qué dedo usas el móvil o tecleas espacio, con cual pulsas los botones del mando de la tele o de la consola o manejas su joystick… ¿Con qué dedo condenaban o salvaban en el circo a los gladiadores? ¿Con cuál echas los pulsos de dedo? ¿Qué dedo usarías para hacer fuerza en un botón? ¿Cuál usan para tomarte las huellas dactilares cuando vas a EEUU y creen que eres un terrorista? ¿Qué dedo se comía el huevo después de que los otros lo friesen y le echasen sal y aceite?

Supongo que ves a dónde quiero llegar. Que no hacía falta tampoco un estudio para concluír que el pulgar es cuanto menos igual de usado que el manido índice. De todas formas, dejo aquí enlaces sobre el tema por si a alguien le interesa: