Skip to content

Sindícame

Bien, después de un arduo trabajo de dos horas (vale, sé que es mucho, pero me lié) he conseguido hacer las dos plantillas RSS, validando ambas en el Aggregator de Userland.

He hecho dos versiones, como he visto que hacían y recomendaban en otros blogs (la verdad es que es buena idea). Una tiene toda la entrada y metadatos, y la otra es lo más escueta posible. Así, el que quiera ojear simplemente los titulares o vaya en 56k, no tendrá que soportar la descarga de todo el documento. Y el que tenga ADSL o quiera leerlo offline también podrá hacerlo.

Para el que no sepa lo que es RSS, se lo explico. Significa, como sabrás si mantienes el cursor sobre el acrónimo, Sindicación Verdaderamente Sencilla. Estos documentos contienen solamente el texto, lo interesante del blog. Cuando el blog se actualiza, también lo hace el RSS. En unos programas llamados RSS feeders o agregadores RSS, metes la dirección del documento (lo que se conoce como sindicar) y así, desde ese programa, puedes controlar las actualizaciones de todos tus blogs favoritos, y leer las entradas (mensajes) nuevas. En las webs a veces te los encontrarás como RDF o XML, e incluso en botoncitos como estos:

Para sindicar los blogs, como he dicho, se necesita un agregador. Yo uso FeedDemon, curiosamente de los mismos creadores de ese fantástico TopStyle con el que hago este blog, y además lo hay hasta en gallego. La pega es que es de pago, y para tenerlo he tenido que dar algunas coces. De todos modos, hay miles de ellos, es cuestión de salir y buscar. Otro de los más usados, para terminar, es Bloglines, un agregador online con el que puedes llevar la sindicación desde cualquier PC. Muy práctico si viajes mucho o no tienes internet y vas a un cíber.

Mola, ¿verdad? A mí me parece un gran invento. Espero que este post os haya aclarado las cosas a los que no conocíais los RSS. Correcciones y dudas, en los comentarios.