Skip to content

Olimpiadas de Física

Hoy he participado en las Olimpiadas de Física que se organizan para 2º de Bachillerato. Se celebraban simultáneamente exámenes en Coruña, Vigo y Santiago para la fase local, la gallega. De mi cole fuimos Nano, Padín y yo. Sólo podían ir los tres mejores (bueno, vale, también fuimos los únicos voluntarios xD).

La cuestión es que tuvimos que aprendernos el resto del temario del curso de física en una semana: movimientos vibratorios, armónicos, ondulatorios, ondas, óptica, refracción, espectro electromagnético, relatividad, teorías de Planck, Maxwell y demás familia, desintegraciones nucleares, radiación… Una matada, vamos. Aunque ahora ya queda aprendido.

Como decía, el examen fue hoy en la Facultad de Ciencias de Coruña. Tenía dos partes. En la primera, de hora y media, cayeron tres problemas. El primero, de campo gravitatorio, facilísimo. Me olvidé el menos en la energía potencial de un apartado y me dió velocidad imaginaria. Pero con dos cojones, cogí y se lo justifiqué. Que no se diga… El segundo, campo eléctrico. Me salió demasiado bien, así que será el peor. El último combinaba dinámica, movimientos parabólicos, elasticidad y rollos así. No me dio tiempo a acabar los últimos apartados, pero tampoco sabía cómo hacerlo. En la media hora de descanso de después me dije que ya podía hacer bien la segunda parte.

Ja. Eran 20 preguntas que no se las deseo ni a mi peor enemigo. En cierto modo me recordaba a esas aventuras gráficas en las que te dan un plátano y tienes que hacer maravillas con él para abrir una cerradura. Aquí igual, te daban una variable de un problema y hala, a calcular otra. Me dieron ganas de responder a alguna no lo sé, pero mira, coges la regla y lo mides, chaval, que acabamos antes. Debí responder a 14, y ya sé que fallé una de un producto escalar (sí, yo tampoco sé qué pintaba eso ahí).

En fin, un desastre. Una matada para nada, porque no entró casi nada de lo que estudiamos, era la mayoría de 1º. A la nacional van tres de los veinte que estábamos. Creo que Padín puede pasar, era el que parecía más resuelto de nosotros tres a la salida. El jueves a la vuelta del puente lo sabremos. Lo bueno es que ya quede de cuarto o de vigésimo, se limitarán a decirme simplemente que no paso. Es un consuelo, supongo.

Ah, hice fotos, pero no acabé el carrete. Cuando lo revele ya las pondré todas juntas.