Skip to content

iPod: 15 días después

Ayer sábado pasaron dos semanas desde que tengo el iPod. Así que ha llegado la hora de hacer un pequeño análisis. En principio iba a acompañar esto de fotos, pero la cámara se ve que tiene un mal día que no detecta las pilas o no se qué rollo. En fin, total, hay fotos de iPods a barrer en Google.

El aparatito se oye de lujo, yo no entiendo de estas cosas de audio así que no puedo dar datos técnicos, pero aseguro que la calidad es alta. Los cascos son de los de meter en la oreja, lo cual no me gusta mucho porque se me caen a veces (nunca se me ajustaron bien), aunque lo bueno es que son más manejables. Y si no, usas otros, qué caray.

La sincronización de listas y canciones es muy sencilla. En mi caso usé el iTunes porque ya lo tenía instalado, pero creo que también vale el MusicMatch por si alguien lo prefiere. Es conectar el iPod y abrir el programa. Lo detecta, te pregunta si quieres actualizarlo y listo. Además, si va por FireWire, se carga la batería mientras sincronizas. Muy práctico.

También está bastante bien que las listas inteligentes (las que se generan solas: las más oídas, las mejor valoradas, …) se van actualizando según usas el iPod. Por cierto que hablando de valorar, también se puede hacer al oír una canción .Es cuestión de pulsar el botón central y escoger la puntuación de 1 a 5 estrellas.

Aparte de la ventaja de poder llevarte 20Gb en canciones a donde quieras (dado que mide menos que la palma de la mano y no pesa nada), trae funcionalidades extras que nunca vienen mal. Por ejemplo, puedes usarlo de pseudoPDA para llevar un calendario de citas o tarjetas de contactos .vcf. Aunque la que más me gusta son algunos de los juegos que trae (hay uno llamado Brick de romper ladrillos que tiene mucha coña) y la función de meter notas de texto. Yo la uso para llevar las letras de las canciones.

EDITADO: ¡Que me olvidaba de la interfaz! La pantalla ocupa medio aparato, así que se ve todo clara y perfectamente. Los menúes son simples y directos. Se maneja con cinco botones y una ruedecilla, todos ellos táctiles. Mola porque es sofisticado, pero a veces no detecta el toque a la primera. De todos modos, si tienes el control remoto, va a ser lo que uses porque queda más a mano.

El único inconveniente es, evidentemente, el precio. Y bueno, se echa de menos no poder cargar URLs para oír la radio por Internet (GamingFM). Claro que eso era técnicamente imposible, pero por pedir…