Skip to content

Heroes

Hay cosas que se ven venir de lejos, como un tsunami en el horizonte. Y si estás en lo alto de una torre de vigilancia, te gusta decir que has sido el primero en avistarlo. Me mola el haber estado haciendo campaña por House y por Prison Break antes de que llegasen aquí­ y la gente empezase a verlos en masa. Me siento importante, con semejante chorrada. Mirad si es triste mi vida xD.

El caso es que Heroes creo que va a ser el próximo bombazo y por eso vengo, una vez más, a hacerle publicidad gratuita. Es de estas grandes series, como Veronica Mars, que sin embargo no puedes describir sin dejarla quedar mal. Si una chica de instituto que resuelve crí­menes ya es un concepto absurdo, un puñado de personas que de repente tienen poderes suena a refrito, a idea masticada y regurgitada, a castañazo garantizado. Y sin embargo, aquí­ estoy yo, mordiéndome las uñas por el siguiente episodio.

Heroes es una mezcla de Perdidos, de 4400 y de Battlestar Galactica. De 4400 hereda no sólo los superpoderes sino también su enfoque realista, sin cebarse en la cifi más descarnada como Doctor Who y sus muñecos de gomaespuma. De Perdidos, por su parte, hereda las mil tramas entrelazadas, el misterio y la tensión. El resultado es una serie muy equilibrada y coherente, capaz de avanzar varias historias a la vez sin que ninguna se resienta.

Digo que tiene partes de BSG porque creo que este es el mayor exponente de entorno fantástico como mero í­dem, ejerciendo de telón de fondo para historias que en el fondo son muy humanas y que de no ser por el atractivo tinte de la cifi, no pasarí­an de una tí­pica ñoñería española de festival gafapasta. Detrás de la gente con poderes (que, he de recalcar, resultan ser bastante sutiles y poco espectaculares, no esperéis explosiones de color o escenas de John Woo, pensad de nuevo en 4400), como digo, detrás de esta gente especial, se esconden personas que buscan su sitio, que quieren sentirse especiales o que quieren encajar en la sociedad, que luchan por sobrevivir al dí­a a día o por solucionar fantasmas del pasado. Lo hacen de forma interesante, usando sujetos con los que de veras te puedes identificar y por los que sientes simpatía.

En fin, van cuatro capí­tulos, hoy se emite el quinto. En eMuleTV, claro. Yo de ti le daba una oportunidad. Y si no te gusta, vienes y te desahogas en los comentarios.

PD. Hiro & Ando, mis favoritos.