Skip to content

FanCine III

Esta vez no me desharé en excusas sobre mi dejadez del blog. Se está gestando una solución. Así que vayamos al grano, que hay un total de 13 películas que van a tener que sufrir el implacable tormento de mi crítica.

Pero antes de comenzar, no puedo menos que agradecer a la srta. Kora su amabilidad celebrando maratones de cine en su hospitalaria casa, pues de ese modo podemos apalancarnos en su sofá y ver pelis por la patilla. Gracias, chica 😉.

Blade Runner. La verdad es que esperaba algo más, no sé por qué es un clásico. Igual para la época fue pionera o algo, pero a mí me pareció que tenía un hilo argumental muy pobre y hacían poco hincapié en el apartado psicofilosófico como para de repente meterte el mítico discursito de la lluvia del final. Simplemente no pega después de una peli en la que casi todo son tiros y peleas. En fin, que podrían haber hecho mucho más.

Alien. Bueno, pasable. El principio es muy lento, luego se va animando, pero eché de menos alguna escena más de tensión, las que hay se resuelven rápido. Bastaría con alguna huida más, algún confrontamiento más, …

Señales. Se me hizo cortísima y le pasa como a Alien pero mucho más grave. Casi toda la peli es una introducción y de repente acaba. Es como cuando en el cole te mandan hacer una redacción de 100 palabras, escribes el planteamiento y te das cuenta de que ya llevas 90. ¿Qué haces? Usas las 10 que te quedan para apañar como puedes un final y listo. Pues esta peli es algo así.

Instinto. Una peli con moralina sutil y una reflexión profunda sobre las relaciones humanas. Normalmente se ganaría mi rechazo pero ésta me ha gustado. Quizá se deba a unas interpretaciones bastante logradas y unos personajes que caen bien.

El talento de Mr. Ripley. He de decir que no me enteré de mucho, la peli es algo embarullada y al final me perdí completamente. No me quedó duda de que el libro seguro que está mejor, si lo has leído igual te enteras algo más de la peli.

American Psycho. La peli es normalita, no me entusiasmó ni me asqueó. Se hace corta y tiene sus coñas. Es una simple y dura crítica a la hipocresía y podrida ambición de las clases altas capitalistas neoyorkinas y punto. Para pasar el rato está bien.

American Graffiti. Reconozco que esperaba aburrirme más, pero tuvo su entretenimiento. Explota ciertos clichés pero a la vez combina situaciones originales y conforma una película graciosa y resultona. Eso sí, es una película de su época y como tal no gustará a quien no le gusten las películas de hace 35 años.

Thelma & Louise. Esta me ha gustado mucho. Es exactamente lo que parece, una combinación de road movie y buddy movie sobre dos mujeres amargadas, pero la evolución de los personajes es tan discreta y a la vez tan patente que te das cuenta de la maestría con la que está rodada. Además, los sucesos son originales y sorprendentes, por lo que no acaba aburriendo como otras. Soberbia.

La Fiesta. Queríamos ver una peli rápida, cómica y de ver y olvidar. Esto es La Fiesta. No le busquéis más.

La chaqueta metálica. Comienza bien, pero una vez concluye la primera parte (la de los reclutas) pues decae y ya no me gustó tanto. De todos modos está muy bien y se la recomendaría a todo el mundo.

Hot Shots II. He de decir que me encantan las pelis de parodias, y esta es uno de los mayores exponentes. Curiosamente aún no vi la I, pero da igual. Te ríes mucho y eso es lo que pretende, por tanto, una gran peli.

El Acorazado Potemkin. No saquemos conclusiones precipitadas, sé perfectamente que es propaganda estalinista y no la he visto porque simpatice de ningún modo con ella. Pero bueno, como me dijo Krisko, dudo que veamos nunca una peli más antigua que esta (es de 1925). Sabiendo además que Los intocables de Elliot Ness tiene un homenaje a su célebre escena de las escaleras, pues no dudamos en verla. Y hombre, se hace muuy lenta, para qué nos vamos a engañar, y es muy descarada en sus propósitos. Pero hace gracia de descarada que es, a veces rayando en la autoparodia casi.

Rain man. Sorprendente película, pues me esperaba menos. No se hace lenta ni ñoña, y resulta muy enternecedora. No en vano ganó cuatro Oscars, y considero merecidos. Únicamente el final me hizo torcer el gesto, pues esperaba que sucediese de otro modo.