Skip to content

Debate sobre la piratería

Ayer miércoles a las 23.00, en La2 de TVE, en el programa Enfoque, hicieron un coloquio sobre la piratería, centrada en las descargas por internet y el top manta. Me enteré en el mismo día, si no hubiese avisado antes.

Los participantes fueron David Bravo (abogado especializado en estos temas), Víctor Domingo (presidente de la Asociación de Internautas), Álex de la Nuez (músico), Andrés Vicente (productor de cine), Chenoa (triunfita) y nuestro némesis Teddy Bautista (presidente de los ladrones).

El debate fue intercalado por unos vídeos informativos. En general, dichos vídeos fueron equilibrados. Quedó claro que de los discos los artistas no se llevan un duro, pero también me parece que estuvieron algo manipulados. A la salida de un concierto de Juanes, preguntaron a la gente qué opinaba de la piratería, y el 99% opinaba que estaba muy mal y que ellos no hacían eso. Anda ya. No me extrañaría que fuesen miembros del staff del programa… También llevaron a Labordeta (el de Un país en la mochila, que también es cantautor y diputado por la Chunta Aragonesista). Le entrevistaron aparte y demostró que no tenía puta idea. De entrada ya dijo que no sabía ni enviar un email, que a él le sentaban delante del procesador de textos, escribía y se iba y otro le tenía que dar a enviar (genial, llevan a gente que sabe al programa, ¿eh?). Así es comprensible que dijese que alguien debería vender música por internet – o sea, la iTunes Music Store – porque igual funcionaba (vaya si funciona); o que le parecía de lo más lógico ponerle canon a cedés, deuvedés, módems, ordenadores, …

A destacar: David Bravo sigue siendo un crack absoluto, sigue demostrando que no le gana ni dios y sus innegables y claras referencias a la ley apabullaron al resto. El pobre Víctor quedó bastante mal, porque intentó llevar la discusión al canon y se limitó a interrumpir repitiendo que me roban la cartera sin explicar por qué. El espectador medio debió quedarse con la idea de que los internautas son unos chillones, sin entender ni jota. Chenoa dio la nota solidaria, recalcando el aspecto humano de la pérdida de puestos de trabajo, pero al menos se le vio algo más dada a buscar soluciones. A la pobre un fan le dio un corte tremendo enviando un email que decía he pirateado por 2 euros tu disco, que vale 20, para poder pagarme la entrada a tu concierto. No supo qué responder y lo debió pasar fatal.

El tal Álex, si bien estaba en contra de la piratería, reconoció que la propia industria se había buscado un poco su ruina rebajando la calidad de los discos y comportándose demasiado como un negocio. El productor de cine era el típico chupacuartos del estado que se quejaba de que sus pelis no venden y que de algún lado tenía que sacar pasta. Nadie te obliga a dedicarte a eso, chaval. Si yo vendo Rolex a peseta el kilo y quiebro, no me van a subvencionar para mantener mi negocio. Por último, Teddy siguió en su línea, con perlas memorables como el precio medio de un disco es de 9 euros y otras cosas similares, como un disco cuando sale vale veinte euros, a los tres meses vale diez, a los seis meses cinco, luego tres y al año te lo regalan con el periódico. Este señor vive en los mundos de Yupi.

En general, se vio que todo estaba dispuesto en contra de los partidarios de la cultura libre, pero es posible que entre tanta morralla alguien se haya replanteado quién llevaba la razón. El cambio es inevitable.

PD. Ya podéis bajar de la mula el debate sobre la piratería.