Skip to content

Cómics

Y qué si actualizo de Pascuas a Ramos. Este es mi blog y me lo follo cuando quiero.

Estas semanas he estado de exámenes, como cualquier hijo de vecino, y ello implica consabidos descansos cada hora y media. Pero, pasado ya mayo, no quedan capí­tulos de series que ver ¡Oh, el horror!

Así­ que toca buscarse un nuevo hobby. Y creo que en mi checklist de friki sólo me faltaba por probar los cómics. Lo cierto es que ya habí­a intentado leer Watchmen (tostón, a ver la peli qué tal) y por supuesto la octava temporada de Buffy (genial, claro).

Un dí­a, el autor de ¡Eh, tí­o! (destacable webcómic patrio) hizo en su deviant-art una especie de travesti de sus personajes como los de Runaways y aprovechaba para recomendarlos. No pierdo nada, pensé. Y ese fue el principio del fin.

Tras leerlos y ver que realmente son muy buenos, me pasé por la web de la Marvel a ver qué más habí­a de interés. El problema del Universo Marvel es que hay mucho trasfondo detrás. Demasiados personajes que interactúan aquí­ y allá. Así­ que opté por leer la lí­nea Ultimate, que es lo mismo pero reimaginado desde el principio, con lo cual no dan por supuesto que te has leí­do los 50 años anteriores de cómic. Al ser una lí­nea nueva (2000, creo), apenas hay cuatro … uhm… ¿sub-lí­neas? en ella: X-Men, Fantastic Four, Spiderman y los Ultimates (que son los Avengers de este universo).

Ya lo sé, ya lo sé, eso viene en la wikipedia y os importa un bledo, que lo que queréis es que os recomiende alguno. Pues a falta de leer el de X-Men, os hablo de los otros tres.

Los 4F me han sorprendido para bien. Nunca me atrayeron, me parecían aburridos, pero han resultado tener carisma. También tienen arcos argumentales más o menos decentes (excepto uno tan sumamente coñazo que me salté cinco números para no aguantarlo). Pero son muuy estáticos (volveré sobre eso).

Los Ultimates son la lí­nea más adulta y se nota. Parecen realmente una pelí­cula. Aparte, aunque creo que salen semanalmente se estructuran claramente en tomos. La gente lo critica pero a mí­ me gusta más, porque le da coherencia. Eso sí­, con el Capitán América por medio, a veces hay algún exabrupto patriótico que pa qué. Pero podrí­a decir que es el mejor de estos.

Spidey tiene a su favor que siempre me cayó muy bien, pero quitando momentos brillantes el guión es bastante mediocre. Es como si luchase constantemente por salir de las arenas movedizas de la sosería.

Este fallo que tienen 4F y Spidey y que en los Ultimates ni se huele, son los arcos argumentales “en paralelo”. Quiero decir, que si los coges y los barajas, te serí­a incapaz ordenarlos cronológicamente de vuelta. Los sucesos no tienen casi influencia en lo que pasa después, no dejan secuelas, no fluyen suavemente. Es como si tuvieran miedo de hacer cambios drásticos que cambien completamente la vida de los personajes, por si luego se arrepienten. Para colmo, en el de Spidey los pocos cambios que se les ocurre hacer son lo más parecido a dispararse en el pie que he visto.

Me he dado cuenta de que al pasar a hablar de Ultimate Marvel he dejado de lado Runaways, que probablemente sean mis favoritos. El cómic va de una serie de chavales que un dí­a descubren que sus padres ocultan algo oscuro y deciden investigar el asunto. Los arcos tienen coherencia y fluyen suavemente, y cambian de forma definitiva el universo en el que se mueven. Vamos, tienen unos guionistas de verdad y no los que tocaron en la tómbola.

Ahora empezaré a leer Ultimate X-Men (aunque no lo cojo con muchas ganas: por los pequeños crossover que he visto con Spiderman, los personajes son algo “meh”), y si me parece digno de recomendar volveré a postear.

Hasta el próximo post.

PD. No he hablado del cómic de Buffy porque un no-fan no creo que lo encontrase interesante, igual que puede pasarle en menor medida con Fray. Pero ambos son muy recomendables.