Skip to content

Cam y Setas

Con la llegada del veranito y sus calores (especialmente en Vigo, ya me habían dicho que era más caluroso que Coruña, ¡pero esto es exagerado!) he comenzado a considerar renovar mi vestuario. Especialmente mis camisetas.

Tradicionalmente mis camisetas decían tanto de mí como mis calcetines. Es decir, nada. De hecho ni siquiera las compraba yo, el fenómeno de ir yo de compras a por mi ropa es muy reciente y se diría que está en betatesting. Sin la presencia femenina de mi hermana o mi madre no llega a consumarse.

El año pasado sin embargo di un paso para cambiar este hecho y me compré algunas camisetas en RopaFriki, con una Blue Screen of Death y otra que dice No no voy a arreglar tu ordenador, y otra que enseguida quitaron que es verde un poco oscuro y pone format u:.

Este año, claro, quería repetir experiencia. Me fui a ThinkGeek, lugar de culto, y eché un ojo para elegir algunas guapas. Pero hete aquí que diseñan para espaguetis, y a un taponcete como yo le sobran centímetros de largo. Como en las de LaFraise. Algo similar pasa en J!NX, aunque sus ringers me vienen algo mejor. El tema es que estos días andan cortos de stock.

Llegué al punto donde todo el mundo llega alguna vez, de decir “¡Ya está bien! Me haré yo mis propias camisetas.”. Pero todos sabemos que duran dos días y con suerte al tercero distingues la silueta del dibujo. Aunque en SpreadShirt parecen tener algo más de calidad… lástima del borde blanco que le ponen a los diseños.

Así que me puse a ver si las ideas que se me habían ocurrido ya estaban a la venta en las tiendas oficiales. Por ejemplo, alguna de Star Wars. Pero la que más vale la pena no tiene una combinación de colores muy allá. También quería alguna de Buffy, pero no había nada. Incluso pensé en alguna de Ubuntu (su logo, en una camiseta marrón clarito, quedaría genial), pero tampoco tienen nada aparte de sosísimas camisetas blancas.

No comprendo cómo las empresas no se dan cuenta del dinero que pierden por no invertir un poco en hacer merchandising. Hacen las planchas una vez, y con unas pocas ventas reembolsan el dinero gastado. Luego van haciendo bajo demanda, y las legiones de frikis como yo les van haciendo publicidad gratuita con sus camisetas por la calle. ¡Y la mayor parte, entre los que me incluyo, se sentirán orgullosos de ello!

Como nota final, acabo de encontrar en FrikiPlanet unas camis bastante guapas, como una de Snatch, una de Buffy, o una de ESDLA, pero no veo dónde elegir talla, así que les he enviado un email a ver si contestan.