Skip to content

La revuelta del éter

Artigos  · 

En 2015, en Valencia, di una charla sobre la traducción de Magic: the Gathering que tuvo buena acogida entre el público, lo cual agradecí porque es uno de mis temas favoritos.

Revisando la expansión salida en enero de 2017 me crucé con bastante chicha interesante, así que decidí escribir este artículo contando algunas curiosidades, por retomar el asunto.

Antes de comenzar, una aclaración necesaria: ni soy el traductor de Magic ni tengo ningún tipo de relación con la compañía. Sólo soy un friki con conocimientos, ¿ok? ¡Vamos allá!

La Magia de Magic

Empecemos explicando de qué va Magic, para los que no lo sepáis. Se trata de un juego de cartas de fantasía, que puede entenderse como un cruce entre póker y ajedrez. Cada jugador es un mago y usa su baraja contra el oponente, lanzando hechizos e invocando criaturas que combaten hasta quitarle todas las vidas.

Magic tiene más de 25 años de vida, que se dice rápido, y produce cartas nuevas a un ritmo vertiginoso. De momento hay unas 15.000, y salen otras 1000 cada año, a ojo.

El juego se fabrica en EE.UU., así que se crea completamente en inglés, y luego cada país traduce de forma local. Así que las cartas se piensan, diseñan y nombran en inglés: cualquier problema detectado a la hora de traducir ya es tarde para hacer nada: la carta en inglés ya está cerrada con carpetazo.

El principal problema de las traducciones es precisamente el nombre de cada carta. Es identificativo de cada una, y por tanto, ha de ser único: no puede haber dos cartas distintas con el mismo nombre. Esto es fácil de controlar para los creadores, que además pueden jugar creando patrones y juegos de palabras cuando dos cartas hacen cosas similares; para los traductores, es una pesadilla.

Ejemplo de carta: Sram, edificador experto

No sólo tienen que seguir la senda marcada por el original inglés, sino también hacerlo sin coincidir con ningún nombre que haya sido usado, lo cual en muchas ocasiones no es fácil.

Pero es que además hay que planificar para el futuro: cada nombre ‘malgastado’ es un quebradero de cabeza por venir. Cada decisión que se toma es un puente que se quema. No se puede volver atrás y retraducir para usar ese término ahora.

Traducir Magic es es intentar huir del pasado sin darte de bruces con el futuro. Por tanto, antes de nada, una reverencia a los valientes que han tenido algo que ver con este proceso en cualquiera de sus etapas. Es un meollo de carajo.

Éter

Hechas las introducciones, vamos al lío. En este primer artículo hablaré de La revuelta del éter (Aether Revolt), el segundo set del bloque Kaladesh, ambientado en un planeta hindú steampunk gobernado por un consulado opresor. En el set anterior comenzaron los disturbios y finalmente las masas ya se han levantado contra el gobierno y su racionamiento artificial del combustible éter para controlar a la población.

Por tanto, muchas cartas contienen aether, que suele ser fácil de traducir (Aether Herder / Pastor del éter), incluso como morfema:

Aethersphere Harvester / Recolector de la eteresfera

No obstante, el término con aether más interesante es aetherborn, que ya habíamos visto en el set anterior. Se trata de una raza de seres nacidos y conformados por éter cuya esperanza de vida es muy corta. La parte complicada es, por supuesto, traducir ese -born.

Hay precedentes del sintagma nacido de, como el Gigante nacido del enjambre (Swarmborn Giant) o el Engendro nacido de la furia (Furyborn Hellkite). Incluso Grimgrin, nacido del cadáver, aunque en este caso debería haber sido de cadáveres, al ser un parcheado de varios zombis juntos (Grimgrin, Corpse-Born).

Pero todas estas son criaturas sueltas. Los aetherborn son algo nombrado ex profeso y con una abundante e importante presencia que, por brevedad, pedían algo escueto. Basándose en otras construcciones como primogénito (principalmente), progenitor o génesis, se dio con una solución merecedora de aplauso: etergénito.

Forjadores

Otro formante frecuente en este set es –smith, para todas las labores de herrería y forja. El smith más famoso de Magic sea probablemente Sparksmith, nuestro viejo amigo el Creachispas:

Pero poco a poco se fue asentando la equivalencia de -smith con forja-, y así se puede ver por ejemplo en el doblete de Magic 2010 de Veteran Armosmith y Veteran Swordsmith (Forjaescudos veterano y Forjaespadas veterano).

La revuelta del éter añade a la lista al Espía forjacélere (Quicksmith spy) y al Forjaciclos renegado (Renegade Wheelsmith). Pero revisando el listado de cartas me encontré un detalle curioso del set anterior, cuando nos presentaron por primer vez el plano de Kaladesh. Se trata del Weldfast Wingsmith, que no es un Forjalas, sino un Alaslabradas:

Imagino que fue un intento de probar soluciones distintas y, eh, superfan de probar cosas nuevas, pero quizá haya roto un poco la coherencia con el resto del bloque.

Incontables… unos mil

Hay una serie de traducciones de Magic que me encantan y de las que La revuelta del éter nos trae un nuevo ejemplo:

Está claro que Gears no se refiere aquí a los engranajes en sí, sino, por metonimia, a los cachivaches que puede montar con ellos. Lo interesante es el uso de mil en su sentido de muchísimos (y por tanto, perfecto equivalente de countless) que funciona tremendamente bien. Ya lo vimos hace años con el caso de Rafiq cuando visitamos Alara:

Me parece una construcción genial, también, por la parte de fantasía que le añade: números redondos como cien o mil son muy propios de nombres de la épica (el caso más claro es la Guerra de los Cien Años, que en realidad duró 116). Además me recuerda a otros casos como Las Mil Agujas del World of Warcraft (aunque hay que confesar que ahí el original ya era The Thousand Needles 😉

Que no y que no

La traducción de los contrahechizos es el mayor pifostio traductoril de la historia del Magic, debido a su tendencia a ser palabras sueltas cortas y a que juegan todas en el mismo campo semántico de «no permitir» o «denegar».

En las diapositivas de mi charla original podéis ver como no solo sucede esto en castellano, sino que la madeja se embrolla aún más al considerar francés, italiano y portugués. (Como pequeño teaser, deciros que Undo se tradujo a Cancelar, así que Cancel tuvo que traducirse a Deshacer.)

La revuelta del éter añade otro hilo al aportarnos Disallow, que fue traducido por Incapacitar:

No puedo haber sido Prohibir, por decir algo, porque eso ya se usó para Forbid. Por su parte, en italiano optaron por Veto, porque Incapacitare ya se había usado para Disempower, que en castellano fue Deponer.

Añadido de 2019: llegó una nueva expansión y llegó el inevitable Depose. En castellano tiraron de Destituir. A ver cuando llegue Incapacitate.

En este mismo set tenemos otro ejemplo parecido con Metallic rebuke:

La tradución no tiene pegas, pero es curioso compararla con cómo se tradujo Rebuke en Innistrad cinco años antes:

Como los efectos de ambas cartas son muy distintos, no había necesidad de coherencia. El italiano también los hizo diferente, con Rimproverare y Risposta Metallica .El francés en cambio sí repitió término (Blâme, Blâme métallique) y el portugués, en cierta forma, también (Repreender, Repreensão metâlica).

Custodia compartida

Como veis, las traducciones en Magic tienen que ser conservadores con los nombres que se gastan, porque nunca se sabe cuándo te van a hacer falta. Son especialmente valiosos los nombres cortos de una palabra.

Así que imaginad mi cara de sorpresa ante esta traducción:

Ningún otro idioma vecino fue tan valiente: Mise en état d’arrestation (FR), Prendere in Custodia (IT), Levar Sob Custódia (PT).

La gallardía del traductor es admirable.

Vientos de cambio

En este sentido, una cosa que funciona genial es reaprovechar palabras poco conocidas. Minas perfectamente el léxico, el lector aprende curiosidades y encima la rareza es valor añadido al darle ese toque de otro mundo que justamente se busca (y que evita futuros solapamientos con otras cartas)

Mi ejemplo favorito es el Howling Fjord del World of Warcraft, traducido magistralmente a Fiordo Aquilonal: el aquilón es precisamente un viento del norte. (No puedo evitar mencionar que ese juego es una auténtica maravilla de la traducción, y tiene cien mil ejemplos similares que prefiero dejar para otra entrada, porque sino estoy aquí hasta mañana babeando como un idiota desde Entrañas hasta Ventormenta).

Así que antes de que divague, dejadme que os traiga otro ejemplo borrascoso del set que nos ocupa: los Wind-Kin Raiders, soberbiamente traducidos a… Jinetes galernos:

Por si os preguntáis, como yo, qué es el galerno, la RAE dice que es como la galerna, la cual define como:

1. f. Viento súbito y borrascoso que, en la costa septentrional de España, suele soplar entre el oeste y el noroeste.

¿Es o no es fantástico?

Caperucitos

Venga, vamos con otro término obtenido de minar diccionarios:

¿Habíais oído hablar alguna vez de una cogulla? Yo no. Aparentemente es una especia de hábito monacal. De ahí el nombre inglés (y castellano) para ese envoltorio de vegetación de Ghirapur, la capital de Kaladesh.

Por cierto, sí, viene de la misma raíz latina que el nombre de San Millán de la Cogolla. Cuculla, que significaba originalmente ‘capucha’, pasó a denominar a cerros como en el que se encuentra ese monasterio.

Pendenciero y explotador

Esta carta plantea dos minienjundias. La primera es el Brawler. En el World of Warcraft también se traduce a veces por camorrista (como en la Brawlers’ Guild, Hermandad de camorristas), otra solución que también es de mi agrado. Pero en ese sentido parece que ya se ha establecido pendenciero en la traduhistoria de Magic. Valga este viejo ejemplo de Lorwyn:

La segunda parte ya se las trae mucho más. Fundición opresora no es muy elegante, pero tampoco es sencillo mejorarlo. En ‘la vida real’ se llaman sweatshop a las fábricas donde explotan a niños en el Tercer Mundo, y se traduce en las noticias a veces como taller (de) miseria o taller de sudor, pero aquí suena bastante tremendista y personalmente me rompe la inmersión. Si se os ocurre algún compuesto resultón para sweatworks, hacédmelo llegar.

Sabor a trufa

A mí la construcción de provincia(s) me suena a películas de Paco Martínez Soria llegando a Madrid con una gallina bajo el brazo, pero entiendo que no es un término sencillo. Como anécdota, en World of Warcraft (😍) Outland era el nombre de un continente astral que fue muy acertadamente traducido a Terrallende (solución que obviamente no funciona aquí, sobra decir).

San Tezzeret

Movámonos ahora a nuestro rasta malvado favorito, Tezzeret, que parece haberse ordenado sacerdote en su versión española:

En el resto de la Europa romance, más laicos, conservan el touch (toucher, tocco, toque). Pero en lo que ya no hay acuerdo es en si es un conspirador que se retuerce el bigote (y las rastas) o solo un manipulador tipo director de informativos:

Los franceses también le llaman Conspirateur, pero los italianos se quedan en Manipolatore. Para mí, la clave la tiene los portugueses, para quienes es un Maquinador, que se ajusta mejor al Schemer original.

Marca España

Para cerrar, un repaso exprés a otros casos donde el castellano es la nota discordante.

Aunque es una expresión que considero que se debería usar más a menudo, italiano (Lasciera nella Polvere, ‘dejar en el polvo’), francés (Départ poussiéreux, ‘salida polvorosa’) y portugués (Dar poeira, ‘dar polvareda’) mantienen la referencia al polvo. ¿Quizá podría haber sido Pies en polvorosa?

Me mola esa creatividad, pero nos aleja un poco del Héraut de l’angoisse (FR), Araldo dell’Angoscia (IT) o Arauto da Angústia (PT).

Maverick es un concepto jodido de traducir, pero diría que aquí parece referirse más a un rebelde que a un ambicioso, como en el resto de Europa: dissidente (PT) / dissidente (IT) / dissident (FR). Aunque… ¡así tenemos un pareado!

En castellano podríamos haber usado, como en portugués, estivador, en la línea de lo que hicieron también franceses (débardeur) e italianos (portuale).

Para terminar, una oportunidad perdida. Donde otros idiomas dejaron el término dragster tal cual (o bolide en IT), en España traducimos…

¡Lo cual está superguapo! Y pensad lo cerca que hemos estado de jugar un temerario auto tuneado  : )